Tendencias en comunicación y marketing 2015: experiencias de proximidad

#3 Tendencias en comunicación y marketing 2015: experiencias de proximidad2 minutos de lectura

La tercera de nuestras tendencias en comunicación y marketing 2015 mira a los objetos conectados. Pero no tiene que ver directamente con el Internet of Things, sino con lo que llamamos “experiencias de proximidad”.

Los dispositivos con conexión a internet han tenido en 2014 el año de su explosión mediática. Desde el pasado CES de Las Vegas, no ha habido marca, incluida Apple, que se haya resistido a lanzar al mercado su propio objeto con capacidad de conectarse a internet y comunicarse con otros equipos con las mismas características. Relojes inteligentes, pulseras, televisores, auriculares, sábanas, frigoríficos… apenas hay ámbito en el que no podamos dotar algo de acceso a la Red para darle una nueva funcionalidad.

Sin embargo, el Internet of Things aún tiene camino por recorrer y obstáculos que superar. En algunos casos, se ha detectado que se valoran más por ser tendencia que por ser útiles, y muchos objetos de este tipo terminan abandonados a la espera o bien de aplicaciones más funcionales, o bien de un mercado más masivo que les dé un ecosistema en el que no se vean como náufragos digitales.

Sin embargo, sí es posible convertir los objetos convencionales y a nosotros mismos en elementos capaces de generar información y recibirla. Las tecnologías de proximidad, como NFC o los beacons (balizas Bluetooth que permiten emitir y captar datos en radios de hasta 40 metros) van a cambiar nuestra relación con el entorno de una manera sencilla y fácil de asimilar.

Pagar con el móvil es sólo el primer paso, y la propia Apple no ha podido resistirse a ello en los nuevos iPhone 6 incorporando para ello la tecnología NFC, que rechazaba hasta hace poco. Pero no se detendrá la cosa ahí. Los beacons, por ejemplo, pueden ayudarnos a descubrir cómo nos relacionamos con los objetos y con el espacio en el que nos desenvolvemos (qué productos nos gustan más de una tienda o a qué velocidad media nos desplazamos por una calle, por ejemplo). Todo ello con el objetivo de generar experiencias personalizadas de proximidad en nuestro teléfono, sin necesidad de hacer un solo clic. El marketing y la comunicación se mueven en esta dirección.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X