5 ideas ante la prohibición del “me gusta” obligatorio en Facebook

5 ideas ante la prohibición del “me gusta” obligatorio en Facebook4 minutos de lectura

La semana pasada, Facebook nos sorprendía con una medida que traerá cola: se acabó el “like gating”, o la solicitud de unirse a la comunidad de seguidores de una página para acceder a un contenido exclusivo. Se trata de una práctica muy extendida que se emplea en buena parte de las aplicaciones activadas en Facebook. Es frecuente que, para participar en un sorteo o un concurso, se pida primero al usuario hacer clic en “me gusta” para seguir la página. Quien algo quiere, algo le cuesta. A partir del próximo 5 de noviembre, sin embargo, esta práctica estará prohibida y la red social podrá bloquear a quien insista en utilizarla.

Sobre el papel, la medida adoptada por Facebook no hace más que responder (y dar la razón) a aquellos que critican poner por delante el número de seguidores de una página frente a la calidad de dichos seguidores. Todos sabemos que los fans que acceden a unirse a tu comunidad por el incentivo de un premio tienden a ser menos fieles y, con el tiempo, es probable que hundan el alcance de tus publicaciones por falta de interacción si no encuentran contenido de interés.

En el comunicado de Facebook para desarrolladores se explica el motivo con claridad: “queremos que a la gente le gusten las páginas porque quieran conectar con la empresa y saber de ella, y no por el uso de incentivos artificiales”. Sin duda, es mucho mejor que el “me gusta” sea sincero y no un peaje. También es muy posible que Facebook, que no prohíbe los anuncios para potenciar esos “me gusta”, esté pensando que una app que mata dos KPIs de un solo tiro lo que hace es reducir a la mitad el número de campañas de los anunciantes. Es decir, que si con una app destinada a lograr registros obligo, además, a ser fan de la marca para acceder a un contenido, con cada usuario que se apunte logro dos objetivos en uno por el mismo precio.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer de cara a este cambio de normativa?:

  1. Busca KPIs de negocio más concretos. Las aplicaciones seguirán existiendo en Facebook, y gracias al nivel de segmentación que nos da la red social son muy útiles para alcanzar objetivos de interés, como descargas de una app móvil, registros a una newsletter o solicitudes de muestra de un producto. Intenta que la dinámica de tu aplicación te ayude a lograrlo, con incentivo o sin él.
  2. Pon el foco en lo que harás con tu comunidad. Lo importante -ya lo sabíamos- no es cuánta gente te sigue sino quiénes son, qué esperan de ti y qué vas a ofrecerles. Si a través de una aplicación en Facebook vas a generar registros, ten claro qué harás con esa información y piensa en cómo la utilizarás fuera de Facebook, y no dentro.
  3. Deja de considerar el número de seguidores como una señal de éxito. Salvo que tu página sea nueva, es el momento de que pases a una segunda fase. El momento de la creación de comunidades ha terminado y llega la fase del trabajo con ellas. Fíjate en otro tipo de insights y recuerda que la obsesión por los seguidores lleva a menudo a la mala práctica de su compra. Evita caer en eso. Es más, te animamos a bloquear seguidores orgánicos que hayan llegado a tu página por error o por ser perfiles falsos. Es muy probable que eso redunde en el incremento del alcance de tus publicaciones.
  4. Deja a Facebook que te promocione. Si a pesar de todo necesitas incrementar tu comunidad, que es por donde se empieza, no te olvides de ir a la sección de “Configuración” de tu página y habilitar “Sugerencias de páginas parecidas” para que la plataforma sugiera la tuya a aquellos que marquen que les gusta un perfil similar al tuyo.
  5. Muestra tu página de Facebook en tus espacios propios. ¿Existe un enlace a tu página de fan en tu website o blog? ¿Has habilitado plugins sociales que puedan canalizar tráfico potencial hacia tu página en Facebook? ¿Y a qué esperas?

Y por supuesto, no te olvides de crear contenido de calidad. Al final, es lo que te debe diferenciar, dentro y fuera de Facebook.

Carlos Molina

@molinaguerrero

5 Comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X