¿Por qué contratar una auditoria digital? La construcción de las estrategias de comunicación digital en las empresas ha sido difícil, compleja por sus cambios, su rápida evolución y sus apremiantes y cambiantes necesidades. En este contexto, hemos jugado al ensayo y error y, por el camino, muchas compañías han acabado arrastrando problemas de base, errores estratégicos, conceptuales e incluso técnicos que lastran el éxito de su estrategia digital.

Nada mejor que una auditoría de comunicación para reiniciar nuestros activos digitales y detectar esos errores que no permiten la consecución de los objetivos fijados.

Para empezar, debemos analizar nuestros objetivos: ¿son concretos? ¿Son alcanzables? ¿Son medibles? Estas preguntas básicas son la clave del éxito de la comunicación digital y, aunque parezca un ejercicio sencillo, en ocasiones, son extremadamente complejas de responder. Nuestra recomendación es tomarnos nuestro tiempo para analizarlo junto a una guía editorial de contenido digital y, a partir de ahí, veremos la luz estratégica.

Las claves de una auditoría de comunicación digital

Con los objetivos claros, debemos analizar la estrategia, que pasa por revisar numerosos elementos, desde los clásicos de comunicación como el tono, la corrección, la pertinencia o la estética, pero también elementos técnicos sobre los que basamos nuestro éxito en la red, como el rendimiento técnico, la usabilidad o el SEO.

Además, no podemos olvidar el análisis del soporte para impactar a nuestro público objetivo, que pasa por determinar dónde encontrarlo, cómo e incluso cuando. Ya no basta con seleccionar bien las plataformas en las que estar y el comportamiento de nuestro target, ahora hay que ser efectivos en cada una de ellas, porque la lucha contra el algoritmo es cada día más implacable y debemos estar preparados para adaptarnos a sus cambios constantes e incluso imprevisibles.

Para Best también es importante analizar la opinión de los empleados de la compañía, tanto de los implicados en el equipo de comunicación y marketing, como del resto, ya que, al final, son los “clientes” de ese departamento y tienen necesidades y estrategias diferentes que es fundamental tener en cuenta y satisfacer.

A partir de ahí, hay que extraer conclusiones claras y concretas que nos ayuden a reconfigurar la estrategia, adaptándonos a la realidad que encontremos y solventar los errores o problemas que hayamos acumulado durante el tiempo de vida de nuestros activos digitales.

En nuestra opinión, no deberíamos dejar pasar más de 2 años sin hacer una auditoria digital a todos nuestros activos ya que rentabilizaremos mucho mejor los esfuerzos e inversión que realicemos en nuestro ecosistema digital.

Si quieres recibir información adicional sobre white papers y estudios, contacta con nosotros:

Trataremos tus datos para ponernos en contacto contigo y atender tus peticiones de información. Puedes revocar el consentimiento, así como ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a hola@agencia.best.
Más información en nuestra Política de privacidad