|Las cinegrafías como herramienta de storytelling: ¿Cómo hacerlas? (II)

Las cinegrafías como herramienta de storytelling: ¿Cómo hacerlas? (II)4 min read

By |2018-02-22T15:58:48+00:00miércoles, 26 abril, 2017|

Bienvenido a la segunda parte de mi post sobre el fenómeno de las cinegrafías, una de nuestras tendencias de diseño de 2017 que hemos predicho que se convertirá en un potente aliado para las marcas. Las cinegrafías nos ayudan a captar la atención de los usuarios en redes sociales y a redefinir los clásicos banners publicitarios que tanto daño nos han hecho a los ojos. Además, pueden servirnos como recurso fotográfico para presentaciones de PowerPoint o para una web corporativa. Hoy ha llegado el momento, vamos a aprender cómo se hace una cinegrafía desde cero.

“Si tienes interés en elevar el contenido fotográfico de tus redes sociales con el uso de cinegrafías, ¡presta atención a este breve tutorial!”

Desde mi primera publicación, he atisbado estos fotogramas vivos en las páginas web de grandes marcas como Zara y Mango, así como en diversas publicaciones digitales de revistas, por no decir que ya existe un subreddit exclusivamente destinado a este medio. Todo este frenesí ha dado lugar a verdaderas obras de arte, como es el caso de Daria Khoroshavina, una diseñadora gráfica especializada en cinegrafías de alta calidad. Pero no es de extrañar que exista un elevado número de chapuzas en internet… y es que el arte de la cinegrafía no es tan fácil de dominar como parece.

Si eres diseñador gráfico, te gusta trastear con Photoshop o simplemente tienes interés en elevar el contenido fotográfico de tus redes sociales con el uso de cinegrafías, ¡presta atención a este breve tutorial! Y si ya te has asustado, léete mi anterior publicación en la que hablo de las distintas apps que te facilitarán este proceso.

Ejemplo de cinegrafía - Carmen Sáenz de Tejada

Ejemplo de cinegrafía – Carmen Sáenz de Tejada

¿Qué herramientas necesito?

Necesitarás una cámara– ya sea de móvil, réflex o compacta- con opción de grabar vídeo (en mi caso he empleado el iPhone 6). Además, querrás tener a mano un trípode, o algún sistema que estabilice eficazmente tu cámara. Por último, para editar emplearemos el programa de Adobe Photoshop.

  • Paso 1: La idea

Es importante planificar y pensar con antelación la escena que vamos a grabar si queremos crear una cinegrafía que sorprenda e impresione a nuestro público. Debemos decidir qué elementos aparecerán en movimiento y cuáles permanecerán estáticos.

  • Paso 2: Grabar

A la hora de grabar siempre es preferible hacer uso de la luz natural del día. Es importante fijar la cámara o el móvil a un trípode y asegurarnos de que no se tambalea durante la grabación. Si estás grabando a personas, asegúrate de que tu sujeto permanezca inmóvil durante aproximadamente 15 segundos.

  • Paso 3: Importar vídeo

Para importar el vídeo a Photoshop utiliza el formato MP4. Las cámaras réflex suelen grabar en formato MOV, en cuyo caso tendrías que subir el archivo a un convertidor online de vídeos. Un vez tengas el archivo convertido, abre una hoja de Photoshop y arrastra el archivo al espacio de trabajo. Deberías tener activa la línea del tiempo.

Recuerda subir el archivo en MP4

Recuerda subir el archivo en MP4.

Paso 4: Editar

Lo primero que debemos hacer es seleccionar el “momento” que queremos convertir en cinegrafía. Cuando lo hayamos elegido, pausamos el vídeo. Es entonces cuando duplicamos la capa de vídeo y rasterizamos la nueva capa (véase imagen 3).  Esta capa nos va a servir para las secciones del vídeo sin movimiento.

Pasos para hacer una cinegrafía

Recuerda duplicar la capa de vídeo y configurar la línea de tiempo en bucle.

Sobre la imagen rasterizada debemos crear “huecos” a través de los cuales veremos movimiento. En otras palabras, hay que crear una máscara. En mi caso tuve que crear huecos en las zonas del pelo, la manga de la camisa, y algunas sombras, ya que eran las zonas que quería que se movieran.

Además, configura tu línea del tiempo en bucle para que se reproduzca de manera infinita. Por último, para evitar el efecto jumpcuts (saltos de fotograma debido a un corte), experimenta con las transiciones.

Paso 5: Exportar

¡Ya lo tienes! Sólo te queda exportar el vídeo en formato GIF o MP4 y ya puedes empezar a sorprender a tus seguidores con originales cinegrafías.

¿Te animas a probarlo? 🙂

About the Author:

Carmen Sáenz de Tejada
Diseñadora Gráfica de formación. Me gusta viajar, aprender, enseñar y ver cine del bueno y del malo. Creo fervientemente que la crema de cacahuete está muy infravalorada en nuestra gastronomía y no me avergüenzo de mi fascinación por Tom Cruise y Arnold Schwarzenegger.

One Comment

  1. Juan 17 enero, 2018 at 00:37 - Reply

    Que bonito recurso y técnicamente mas fácil que el famoso “ballet time”.
    Ojalá se animen a crear un paso a paso en YouTube; que es la escuela de los pobres con inquietudes 😉
    Saludos Desde Mallorca.

Leave A Comment