La llegada de la versión web de WhatsApp venía siendo una demanda de los usuarios desde hacía ya mucho tiempo. Veían la necesidad de poder utilizar la popular aplicación de mensajería instantánea no sólo en sus dispositivos móviles, sino también desde el ordenador. Esta limitación suponía un hándicap frente a algunos de sus competidores, sobre todo para un uso corporativo, que al combinar la gestión de diferentes perfiles y mayores volúmenes de interacciones requería acceder desde el PC como entorno más eficiente que el móvil para un usuario profesional.

Facebook, consciente de la situación, no ha tardado en ponerle remedio. Sin embargo, más allá del uso que cada usuario pueda hacer de la aplicación, lo que nos planteamos es: ¿cómo pueden aprovechar las empresas WhatsApp Web para mejorar su comunicación?

1. Como canal de atención al cliente

Los chats de atención al cliente en páginas web, como, por ejemplo, el que recientemente ha implementado E.ON en España, están muy generalizados. WhatsApp Web abre una nueva vía que facilita, tanto para las empresas como para los usuarios, la atención personalizada. Es cierto que ya podía llevarse a cabo un uso de este tipo antes de la existencia de la versión web, pero el empleo desde el escritorio permite no depender de las siempre caprichosas conexiones de datos móviles y facilita al usuario la consulta de información adicional como facturas, números de contrato o datos bancarios mientras realiza las gestiones.

2. Una nueva forma de compartir contenido

Hace unos días, en Puro Marketing ya se escribía acerca de esta posibilidad señalando que los medios de comunicación podrían crear servicios de alertas para sus suscriptores. “Eso ya lo hacen las alertas de Google”, estaréis pensando. Y así es. Sin embargo, recibirlas a través de WhatsApp evitaría recurrir al correo para comprobar si ha ocurrido algo, recibiéndolas directamente en nuestro móvil o escritorio mientras trabajamos. Sin embargo, no debemos quedarnos aquí. Pensemos en lo fácil que será a partir de ahora copiar cualquier enlace y pegarlo en el grupo que el usuario crea conveniente. Y sí, esto también es aplicable a las empresas, donde grupos conformados por empleados tendrán una enorme facilidad e inmediatez para compartir conocimiento y contenido relevante para el desempeño de su trabajo. Más aún en la era del cloud computing, en la que el contenido se encuentra alojado en espacios virtuales y no en carpetas y archivos físicos.

Descarga La metamorfosis de las Marcas

3. Como herramienta de marketing

Ya hablábamos hace tiempo de las posibilidades de WhatsApp como herramienta de marketing para las empresas. La aparición de una versión web no hace sino maximizar las opciones de la aplicación en este sentido ya que, como acabamos de comentar, se facilita enormemente la compartición de contenido. Debemos considerar además que el uso de WhatsApp sólo en versión móvil forzaba a recurrir a versiones responsive (adaptadas a los soportes) de los enlaces compartidos para que la usabilidad (y la imagen de la empresa) no se viesen comprometidas. No debemos olvidar que únicamente el 21% de las marcas posee una tienda online con diseño responsive, según los datos del Primer Estudio Retail Digital de IAB Spain.

4. Como canal de comunicación interna

Sí, tanto Cristina Aced como Enrique Dans piensan que esto puede ser una barbaridad por los problemas de seguridad que ha presentado WhatsApp de un tiempo a esta parte. Sin embargo, no podemos olvidar que ni los entornos aparentemente más seguros han estado libres de problemas (que se lo digan a iCloud con el famoso #celebgate), ni el resto de aplicaciones señaladas tienen la relevancia de WhatsApp y, por lo tanto, no son objeto de tantos ataques. En el lado positivo, WhatsApp es un canal de comunicación ampliamente generalizado, de muy bajo coste y que representaría una eficaz solución de comunicación para muchas empresas. Y si seguimos preocupados por la seguridad, ¿acaso somos tan ingenuos como para creer que nuestros empleados no lo están utilizando ya entre ellos fuera de nuestro control?

5. Para la comunicación con clientes

Ésta es la primera aplicación que se me vino a la cabeza cuando conocí el lanzamiento de WhatsApp Web. Grupos con clientes en WhatsApp, en los que estuviesen presentes los responsables de los proyectos por parte de los clientes y todo el equipo que está trabajando en esa cuenta. Barato, fácil de gestionar, sin necesidad de un aprendizaje previo en el uso de la plataforma, inmediato y, lo mejor de todo: nunca se quedaría nadie “por error” sin estar en copia.

6. Como canal de comunicación con trabajadores desplazados

Recurriendo a utilidades como WhatSim, WhatsApp junto con su nueva versión web se convierte en la solución perfecta a bajo coste para comunicarse con trabajadores que se encuentran de viaje o expatriados, sin pagar una carísima tarifa de datos y sin necesidad de depender constantemente de la existencia de una conexión wifi.

Éstas son todas las posibilidades que se nos han ocurrido, pero seguro que hay muchas más. Si tú tienes nuevas ideas que aportar, no dudes en contárnoslas en los comentarios.