Perro siguiendo las tendencias y el comportamiento de las marcas en 2019

5 propósitos para entender el comportamiento de las marcas en 20193 minutos de lectura

Los propósitos no solo se restringen a los seres de carne y hueso para que pisemos el gimnasio, volvamos a ver al profe de inglés o por fin cambiemos el pincho de tortilla de media mañana por una pieza de fruta. Las compañías también necesitan hacer este ejercicio de visualizar cómo mejorar, qué incorporar y qué dejar a un lado durante este año que ya hemos estrenado. Sin duda, es un buen momento para analizar el comportamiento de las marcas en 2019. En las tendencias de marketing y comunicación para 2019 hemos dejado varias pistas de lo que se espera en el sector y al margen de lo que se espera, estos son los cinco propósitos que las marcas deberían tener en su check list.

  1. Pasar del storytelling al storyliving. El arte de contar historias sigue siendo un arma poderosa para captar la atención de los consumidores, ¿a quién no le gusta un salseo? El storytelling se mantiene, pero incorpora modificaciones y deja en un segundo plano el componente aspiracional para aportar relatos más pegados a la realidad de los consumidores y a las situaciones cotidianas donde puedan identificarse de forma directa y unívoca con la marca y su mensaje.
  2. Hipertargetizar y crear contenidos subnicho. Divide y vencerás. Esto también aplica a las marcas de 2019 para llegar de forma más certera a su público, o mejor dicho, a los distintos perfiles que conforman su público. Las marcas deberán analizar y descubrir los hábitos de consumo de su atomizada audiencia y, como extensión de esta hipertargetización, crear contenidos mucho más especializados que alcancen a estos perfiles tan específicos.
  3. Interactuar más y con más corazón. Las marcas no son entes aislados y los usuarios valoran más positivamente aquellas marcas a las que puedan consultar dudas y plantear sus sugerencias de una forma directa, bidireccional y con un trato que deje a un lado las fórmulas impersonales. En definitiva, a través de estas interacciones con los usuarios, se puede mostrar la inteligencia emocional de las marcas.
  4. Ofrecer información más clara sobre el uso de datos. Si bien para muchos las cuestiones relativas a la gestión de los datos de los usuarios ya estaban solventadas y finiquitadas con la promulgación y aplicación del RGPD de 2018, este año va a ser clave para que las marcas hagan uso del concepto data ethics y cumplan el principio de transparencia marcado por el RGPD e informen a los usuarios sobre quién procesa sus datos y con qué fines.
  5. Proporcionar conocimiento a sus consumidores. Más allá de la utilización del producto o del servicio. Los usuarios cada vez optan más por acceder al conocimiento de una forma autodidacta y una buena manera de aprender es viendo vídeos. Al capitalizar este expertise, las marcas alcanzan un estatus de autoridad para los consumidores.

Marta de Castro

Empecé coleccionando palabras pedantes y algunas las pude colar en la radio como periodista. Podría haber sido imitadora de acentos profesional, pero decidí conocer cómo se cocinaba la comunicación desde las agencias y heme aquí desde entonces.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X