|Compras en Instagram, ¿el nuevo catálogo de venta?

Compras en Instagram, ¿el nuevo catálogo de venta?4 min read

By |2018-05-10T11:12:31+00:00jueves, 10 mayo, 2018|
  • Imagen descriptiva de una compra

Hace algunas semanas Instagram lanzó en España el etiquetado de productos para que las empresas pudieran informar desde sus publicaciones del precio de los mismos. Además, permite hacer compras en Instagram gracias a que ese mismo precio enlaza directamente con la página web de venta. ¡Qué horror, Instagram se convirtió en un catálogo del Corte Inglés!

Tras el boom de la primera semana, el uso de este recurso ha ido decreciendo y por fin hemos vuelto a ver las diferencias entre las aplicaciones de marcas como Zara o Asos y nuestro time line de Instagram. ¡Gracias! Sí, mi grueso de “seguidos” en Instagram es lifestyle 🙂

Señor Zuckerberg, si algún día lee mi post, sepa usted que nosotros no solo queremos compras en Instagram, esta app es mucho más que un catálogo de venta. Seguimos a marcas (a porrillo) porque nos gustan sus productos pero, ¡ojo! también porque nos muestran cómo son, cómo combinar sus productos, nuevos lanzamientos y, en la mayoría de casos, su cultura y valores. Es decir, a parte de los productos y/o servicios, nos gusta saber más de las marcas.

Comprar, vamos a seguir comprando, ya sean compras en Instagram o través de cualquier otra aplicación. Además, con esta forma de ser que nos caracteriza a los millennial y a todos los que vienen detrás, compraremos y lo haremos ya. No es necesario que nos bombardeen más, de verdad. Ya tenemos decenas (sí, decenas) de aplicaciones en nuestros smartphones para comprar, que las compras en Instagram no hagan de ella una más. Seguimos necesitando la parte más social de esta red.

Lo poco gusta, lo mucho espanta

Lo sé, trato de modernizar el refranero popular (basta ya de explotar lo antiguo bajo el paraguas del término vintage). Algunas marcas suelen dinamizar en redes sociales sus productos de forma sistemática, entonces es cuando yo me pregunto: ¿es necesario que venga con el precio por delante todo el rato? No y, gracias a vete a saber quién, las marcas parecen que lo han entendido.

Este sistema de etiquetado es muy útil para los nuevos lanzamientos, para colecciones especiales o para épocas de rebajas. Además, encaja a la perfección con la imagen ideal de Instagram. Pero como usuaria quiero seguir viendo más allá del catálogo de productos. Como consultora de comunicación, las marcas han de utilizarlo en su justa medida. No podemos olvidar que una marca es mucho más que sus productos, no debemos descuidar la personalidad y la marca digital en redes sociales.

Instagram brinda la oportunidad a las marcas de “colarse” en el día a día de todos sus usuarios, de formar parte de su vida y, sobre todo, de comunicarse con ellos a diario. Han pasado muchos años desde que las marcas dejaron de ser meros productos que comprar, llevamos mucho tiempo trabajando en crear y desarrollar la imagen de marca mucho más allá, a veces con la ayuda de los instagramers, ¿de verdad queremos volver a focalizar a las marcas en redes sociales en sus productos y su precio de comercialización? Seguro que no 😉

About the Author:

Blanca Morales
Tengo el privilegio vital de ser rubia y de mayor quiero ser líder de una banda de “señoras de bien”. Mientras tanto, disfruto trabajando y aprendiendo en casi todos los ámbitos de la comunicación.

Leave A Comment