|Comunicación corporativa en verano: claves para evitar el fracaso

Comunicación corporativa en verano: claves para evitar el fracaso

By |2018-09-27T07:44:37+00:00jueves, 9 agosto, 2018|
  • Manos sobre el teclado de un ordenador portátil

Llega el verano y con él, la playa, la piscina, el chiringuito y las fiestas de tu pueblo que no te pierdes ningún año. Todo esto es cierto, pero aliñado con que la vida en la agencia continúa y, aunque el mantra habitual reza que la actividad se relaja, lo cierto es que la comunicación corporativa en verano no puede ni debe perder intensidad. De hecho, es un buen momento para sumar puntos en tu notoriedad de marca.

¿Por qué comunicar en verano? Y respondemos, ¿por qué no? Durante estos meses la densidad informativa de los medios de comunicación baja, (a excepción de noticias y conflictos de última hora, cuya relevancia pueda comer más minutos de lo habitual) y esto amplía la posibilidad de encontrar a las redacciones ávidas de temas que se alejen de los temas habituales y sean más frescos.

Dicho esto, apuntamos las claves necesarias para aprovechar el verano para mantener en activa la comunicación corporativa:

Verano como percha

Esta es la base para que la comunicación que realices en esta época esté basada en un tangible y no se convierta en un “comunicar por comunicar”. Aprovecha las necesidades que propicia esta época para generar propuestas temáticas diferenciadas con respecto a la línea habitual y dan la oportunidad de proponer entrevistas con portavoces que, como voces expertas pueden arrojar luz y soluciones en torno al tema en cuestión y así reforzar la imagen de marca.

Contenido breve con formatos más visuales

Aunque las redacciones no descansan y siempre hay alguien de guardia, lo cierto es que también acusan la falta de personal por las vacaciones. Así que cuanto más se facilite la labor al periodista, mucho mejor. Olvida las notas de prensa farragosas y extensas y potencia contenidos que resuman la información de una forma más visual como las infografías o incluso un vídeo corto. La invitación a ampliar la información siempre estará presente, pero de este modo se condensa el mensaje informativo y se presenta de una forma más atractiva.

Convierte los eventos en experiencias

El verano es idóneo para poder cambiar el enfoque más tradicional de los eventos y, además de tener en cuenta todo lo necesario para organizar un evento, jugar con los espacios y las actividades a proponer. Así que apuesta por experiencias únicas en las que puedas conjugar tu mensaje con actividades al aire libre y enclaves diferentes a los que se realizan durante el resto del año. Como hacer una presentación de producto en un cine de verano u organizar un viaje exprés de prensa en un entorno rural o playero.

Planificación versus improvisación

La comunicación corporativa en verano, como cualquier otro hito del plan de comunicación no puede responder a la improvisación. Temas para propuestas de entrevistas, el envío de los resultados de una encuesta veraniega y, por supuesto, la organización de un evento para prensa, requieren un tiempo previo de planificación y coherencia con respecto a la estrategia comunicativa de la marca, aunque sean acciones con sus propias peculiaridades.

¿A que ya has dejado de pensar que la comunicación corporativa en verano es un “secarral”? 🙂

About the Author:

Marta de Castro
Empecé coleccionando palabras pedantes y algunas las pude colar en la radio como periodista. Podría haber sido imitadora de acentos profesional, pero decidí conocer cómo se cocinaba la comunicación desde las agencias y heme aquí desde entonces.

Leave A Comment