|5 consejos para adelgazar tu página web

5 consejos para adelgazar tu página web

Por | 2018-02-22T16:56:25+00:00 miércoles, 12 julio, 2017|
  • Pon a dieta tu página web y optimízala

Ha llegado el verano y ya es tarde para que te pongas a rebajar esos kilos de más. Los deberes había que haberlos hecho antes. Pero aún tienes una oportunidad para redimirte: puedes adelgazar tu página web. ¿No se te ha ocurrido que le sobran unos contenidos de más? ¿Que ese exceso hace que cargue demasiado lenta? ¿Que Google se ha fijado y que te está haciendo pagar en visibilidad y posicionamiento la dejadez del sitio? Pues no te preocupes, que te vamos a dar algunos consejos de optimización. Porque el volumen sí importa en tu estrategia de marketing de contenidos.

A pesar de los malos agüeros, Google sigue manejando el cotarro y definiendo tu posicionamiento, por lo que el SEO sigue importando (mal que nos pese). Y la ligereza de tu web tiene un peso importante aquí. Atiende a los siguientes cinco consejos y aprovecha el periodo estival para quitarle a tu web lo que le sobra:

“No debes cargar fotos con un peso excesivo para facilitar la carga en todo tipo de dispositivos, en especial los móviles”

  1. Reduce el tamaño de las imágenes

Ya me imagino que esto es algo que tienes controlado. Sabes que no debes cargar fotos con un peso excesivo para facilitar la carga en todo tipo de dispositivos, en especial los móviles. Pero tal vez no sabes que hay formatos que te pueden ayudar más que otros. Es el caso de SVG (Scalable Vector Graphics). Es un formato de código abierto para imágenes vectoriales, lo que significa tres cosas: no está sujeto a las veleidades de un desarrollador concreto, las imágenes son escalables y, además, pesan poco. Pero cuidado, no todo son ventajas: si el usuario que visita nuestra página no lo hace con un navegador actualizado, es posible que no pueda visualizar correctamente los contenidos.

  1. Retira los posts que no te aportan tráfico

Tanto contenido te ha costado mucho trabajo. Pero después de unos años, lo que has acumulado tiene un valor relativo. Frente a esas publicaciones que siguen trayéndote miles de visitas todos los meses y que te posicionan muy bien ante Google, hay otros que han quedado relegados en el olvido, desactualizados, sin interés para nadie. Revisa en Google Analytics cuáles son los que están a la cola de visitas y despídete de ellos. Nadie lo notará, salvo tu servidor. Y tampoco está mal, a ojos de Google, que el tráfico medio por post sea más elevado.

  1. Elimina complementos

¿De verdad que las categorías que creaste años atrás siguen funcionando y tienen sentido? Ese blogroll, ¿qué te está aportando? La nube de tags, ¿es necesaria? Todos esos adornos, insignias y elementos clicables con los que fuiste trufando tu web o tu blog pueden no tener ya sentido, y menos para un acceso desde el móvil. Que no te tiemble la mano con aquellos widgets que no suman nada.

“Si no sabes por dónde empezar a trabajar con tu sitio web, pídele ayuda a Google, que de esto sabe un rato”

  1. Minifica, minifica, minifica

Minificar no tiene nada que ver con los minions, aunque sería una tarea sin duda mucho más divertida. Minificar, en el argot de los programadores, consiste en la reducción de bytes innecesarios en las líneas de código CSS, HTML o Javascript. Merece la pena dedicarle un tiempo a esta tarea. La velocidad de carga de tu página te lo agradecerá.

  1. Chequea errores

Si no sabes por dónde empezar a trabajar con tu página web, pídele ayuda a Google, que de esto sabe un rato. Revisa en PageSpeed Insights la velocidad de carga y te devolverá información útil sobre lo que está impidiendo que sea más ágil. Además, podrás ver cuál es el rendimiento de la página tanto para accesos desde escritorio como desde dispositivos móviles.

Dicho todo esto, pongo fin aquí. Tengo que aplicar los consejos anteriores a este mismo blog 😉

Sobre el autor:

Carlos Molina
Iba para Caballero del Zodiaco, pero todas las plazas estaban ocupadas y tampoco merecía la pena jugarme el físico salvando el mundo. Amigos sin titulación me diagnosticaron TOC y ahora me dejan ordenar cosas en el extremo más apartado de la oficina.

Un comentario

  1. […] un bonus track: haz que la comunicación sea coherente en todas partes. Si fueras una web te diría que mantuvieras el mismo look & feel en la home y en páginas […]

Deje su comentario