¿Quién iba a imaginar el impacto económico y social que supondría luchar contra el coronavirus a día de hoy? Un virus que ha hecho temblar el planeta y ha confinado a la humanidad. Un virus que, sobre todo, ha cambiado nuestra forma de vivir y de enfrentarnos a la «nueva normalidad».

Se trata de un momento histórico y por increíble que parezca, las dificultades siempre han sido un trampolín para reinventarse y encontrar nuevas ideas y oportunidades. En este contexto, ¿qué están haciendo las marcas ante la adversidad?

Teniendo en cuenta este impacto de gran magnitud cabe preguntarse, ¿cómo es el consumo de contenidos en época de COVID-19? pero ante todo, ¿qué rumbo deben tomar las marcas con el fin de mantener su relevancia y reputación dentro del panorama actual?

Estrategias de marketing y comunicación de las marcas durante el confinamiento

Las marcas que realmente están llegando al consumidor son aquellas que están entendiendo el presente como una oportunidad a corto, medio y largo plazo y son conscientes de que es momento de arrimar el hombro y realizar un esfuerzo real en este instante tan crítico. Es importante tener presente el riesgo específico de parecer oportunistas o no saber comunicar las acciones correctamente. «Aquellas marcas que propongan un beneficio social por delante de un beneficio económico serán percibidas como transparentes, auténticas y verdaderas», concluye Francisco Torreblanca, profesor del ESIC.

Ya se sabe que en mercados muy competitivos y saturados de información normalmente las marcas apuestan por comunicar mensajes emocionales que toquen la fibra sensible de los usuarios. Sin embargo, el discurso inicial en este escenario tan insólito, la estrategia que se sigue es la de «acompañamiento y apoyo»: se trata de empatizar con la audiencia y transmitir que «juntos saldremos de esta». Pero es de esperar que de cara a un futuro a corto plazo las marcas retomen el papel de líderes en todos los aspectos, aclimatándose al nuevo contexto social. Por tanto, una marca líder será la que aporte soluciones en situaciones en esta crisis sin caer verdaderamente en el oportunismo.

Como decía antes, las marcas se crecen ante la adversidad. La creatividad es la clave para sobrevivir en un mercado competitivo en el que es muy fácil pasar desapercibido. ¿Quién dijo que prosperar en épocas de crisis era complicado? El quid de la cuestión está en apostar por una estrategia diferenciadora.

Los consumidores pasan más tiempo conectados

A causa del distanciamiento social que estamos experimentando, los usuarios pasan más tiempo en línea. Esto conforma una oportunidad vital para que las marcas ganen más alcance.

Sin embargo, según un reciente estudio de Twitter, se muestra una tendencia por parte de los consumidores de volver poco a poco a la normalidad a través de un contenido desvinculado a la pandemia, con el objetivo de dejar a un lado el miedo y la incertidumbre por un momento. De hecho, un 64% de los encuestados declara que las marcas deberían seguir anunciando sus productos con normalidad. Además, según se muestra en el estudio, un 52% de los usuarios afirman que el contenido normalizado de las marcas les ayuda en su día a día, anhelando volver a su rutina normal.