|Sí, dar un giro a la cultura corporativa de tu empresa es posible

Sí, dar un giro a la cultura corporativa de tu empresa es posible3 min read

Por |2018-02-05T11:56:45+00:00lunes, 5 febrero, 2018|

Twitter, Google, Facebook. Son empresas cuyo modelo de negocio tiene mucho en común pero cuyas similitudes van más allá de la tecnología más disruptiva: han conseguido inyectar en sus empleados altas dosis de orgullo de pertenencia y que se muestren identificados con los valores que proyectan. La cultura corporativa, ¿nace o se hace?

Éstas, y otras tantas compañías, tienen clara la importancia de que sus empleados estén 100% satisfechos con su vida profesional y por ello hacen hincapié en implementar su catálogo de ventajas y beneficios: fomentan el trabajo en equipo en oficinas y cafeterías diseñadas para interactuar y favorecer las conversaciones, les ofrecen viajes de incentivos, fiestas, formaciones o seguros médicos. En definitiva, generan una atmósfera ideal para que los trabajadores puedan dar lo mejor de sí mismos.

Sin embargo, hay ocasiones en las que existen viejos valores y conductas muy arraigadas y complicadas de erradicar y que actúan como barrera para que fluya un ambiente empresarial favorable. No hay duda de que es más fácil crear una cultura corporativa desde cero que cambiar una existente, pero lograr el ingagement es posible si se tiene en cuenta que, para encontrar la belleza, lo primero es buscar en el interior de la compañía. Atrévete con estos 5 pasos para cambiar la cultura corporativa:

Se nota, se siente

A veces la evidencia cae por su propio peso: es el momento de dar un giro en la compañía. Sin embargo, es básico que tanto los empleados como los altos mandos sean capaces de advertir esta necesidad. Una vez detectada, habrá que hacer un diagnóstico; una encuesta de clima laboral dará las claves sobre en qué áreas centrar los esfuerzos.

¿Quién lidera el cambio?

Los altos cargos de la organización deben estar alineados no sólo entre ellos, sino también con la compañía. Su compromiso con la estrategia que se va a seguir requerirá que estén dispuestos a cambiar en aquellos aspectos que sea necesario.

“Los trabajadores de la compañía tienen un papel esencial en el cambio y no solo deben de ser capaces de reconocerlo, sino que deben saber qué se espera de ellos”

Los caminos que llevan a Roma

Los artífices del cambio deberán tener una visión clara de la situación de la cultura empresarial y de hacia dónde se dirige a corto y largo plazo.

Todos a una

 Los trabajadores de la compañía tienen un papel esencial en el cambio y no sólo deben de ser capaces de reconocerlo, sino que deben saber qué se espera de ellos. Las redes sociales son herramientas clave que pueden ayudarlos a sentir que forman parte de la compañía y de su éxito. ¿Se ha detectado alguna persona reticente a las novedades? Será básico identificar el foco de un potencial problema para reforzar esta situación.

Sin prisa pero sin pausa

Es importante generar una cultura de agradecimiento que reconozca y celebre los logros y los cambios que van haciéndose. La implantación de una nueva cultura corporativa es un proceso lento que, para que sea seguro, necesitará de un seguimiento y una alerta para permanecer en continua mejora.

En España pasamos una media de 8 horas al día en la oficina, lo que se traduce en unas 1.691 horas anuales frente a nuestro equipo de trabajo. En  empresas como Twitter, Google o Facebook también han hecho el cálculo y han actuado en consecuencia buscando lo mejor para los empleados y, como resultado, para la marca. ¿O creías que su éxito era casual?

El instinto frente al algoritmo: descárgate aquí las tendencias en comunicación y marketing de 2018.

Sobre el autor:

Paula Nicolás
Estudié Periodismo sin saber que el mundo de las agencias de comunicación tenía reservado un sitio para mi. Si soy la organizadora oficial de los cumpleaños de mis amigos, ¿por qué no dedicarme a los eventos de forma profesional?

Deje su comentario