|Entretenimarketing: contenido digital con capacidad de entretener

Entretenimarketing: contenido digital con capacidad de entretener4 min read

By |2017-10-26T11:00:31+00:00jueves, 26 octubre, 2017|
  • Un contenido poco motivador puede hacerse atractivo

Vamos a decir lo obvio al principio para no tener que soltarlo a mitad de texto: el contenido es el rey del marketing digital. Perfecto. Pero con eso apenas tenemos por dónde empezar a desarrollar estrategias de comunicación. La clave del éxito del contenido digital es el entretenimiento. Su capacidad para distraernos, para retener nuestra atención e incluso divertirnos es lo que hace que un vídeo, una infografía o un post se consuman, se recuerden, se valoren y se compartan. Pasen y vean: bienvenidos al mundo del entretenimarketing.

El pasado mes de mayo, Fundación Telefónica publicaba un interesante libro firmado por Millán Berzosa sobre el fenómeno youtuber, Youtubers y otras especies. El texto, que analiza los orígenes y evolución de este sector del contenido digital a partir de las palabras de algunos de sus protagonistas en España, recalca una y otra vez lo que hay detrás de las experiencias de los creadores más destacados: capacidad para entretener. Da igual el sector del que estemos hablando, tanto si se trata de literatura como de belleza o de educación científica. En todos estos ámbitos no triunfa en seguidores y atención quien demuestra mejores conocimientos, sino quien logra hacer entretenida la transmisión de dichos conocimientos.

“Queda mejor decir que nos gustan los documentales de La 2, pero somos más propensos a que nos enganche Sálvame”

Asociamos el entretenimiento al mundo del ocio. El contenido intrascendente, no educativo, que busca hacernos pasar un buen rato sin obligarnos a pensar, retener o idear, parece adaptarse mejor a cualquier canal de comunicación, desde la televisión a las plataformas sociales en internet. Queda mejor decir que nos gustan los documentales de La 2, pero somos más propensos a que nos enganche Sálvame porque nos entretiene más. No te sientas culpable si te reconoces en esa situación.

Sin embargo, lo que nos han demostrado muchos creadores, en especial en YouTube, es que es posible aplicar las premisas del contenido que entretiene para hablar de aquello que, tradicionalmente, no nos enganchaba ni motivaba. ¿Se puede enseñar matemáticas y divertir a un niño? ¿Se puede mostrar cómo hacer tartas sin resultar aburrido? ¿Se puede explicar cómo cuidar tu jardín e interesar a alguien a quien no interesan los jardines? Se puede.

“El contenido busca el entretenimiento para captar la atención efímera”

Las redes sociales están llenas de miles de ejemplos al respecto. El contenido busca el entretenimiento para captar la atención efímera, para convencernos de que aguantemos un minuto más consumiendo algo en vez de sentirnos tentados a pasar a otro tweet, a otra foto de Instagram, a otra infografía. Y la mejor forma de concentrar información y estímulos en poco tiempo es mediante el uso de recursos gráficos y multimedia. No es extraño que se vean más de 500 millones de vídeos al día en YouTube, o que más del 60% de las empresas utilicen vídeos en sus estrategias de marketing.

Si al vídeo le unimos narrativas breves, foco en aspectos concretos, movimientos de cámara con planos cortos, protagonismo del narrador y un lenguaje fresco y cercano, con ejemplos prácticos y golpes de efecto, nos aproximamos más a ese entretenimarketing del que hablaba al principio. Ésa, por ejemplo, es la línea que siguen las charlas TED:

El mundo de la empresa también puede sumarse al marketing del entretenimiento. Así, y no de otra forma, logró Blendtec engancharnos a sus vídeos para promocionar sus máquinas trituradoras.

La gente quiere saber y necesita información. Las búsquedas que empiezan por “cómo se” en Google en el último año no han dejado de crecer, lo que demuestra que necesitamos resolver dudas. Pero también queremos hacerlo de la forma más amena, y eso es un reto difícil. ¿Estamos dispuestos a sacrificar los contenidos profundos y reflexivos por entretenimiento? ¿Debe prevalecer aquello que nos estimula aunque no nos rete intelectualmente o no amplíe nuestra capacidad crítica? Corremos el riesgo de que sea así, pero también de que comunicarnos en una longitud de onda distinta a la de los públicos digitales nos deje fuera de juego. Queremos que nuestros mensajes lleguen, ¿verdad? Pues toca entretener y emocionar.

About the Author:

Carlos Molina
Iba para Caballero del Zodiaco, pero todas las plazas estaban ocupadas y tampoco merecía la pena jugarme el físico salvando el mundo. Amigos sin titulación me diagnosticaron TOC y ahora me dejan ordenar cosas en el extremo más apartado de la oficina.

3 Comments

  1. Fides Paz 30 octubre, 2017 at 04:52 - Reply

    Buen artículo, y eso es precisamente, esas ultimas interrogantes es a lo que le tememos; cuando nos toca decidir entre contenido entretenido o contenido profundo, nos da miedo poner a prueba nuestro intelecto o tal vez nutrirlo. Y esto no para… nada lo detiene, la mayoría prefiere digerir entretenimiento.

  2. […] ← Anterior Siguiente → […]

  3. […] Es lo que han hecho siempre los centros comerciales, pero en un nuevo entorno digital y rodeado de campañas de marketing aún más grandes. No es que el Black Friday sea una moda actual, es que siempre ha […]

Leave A Comment