Sabes que eres una “viejennial” cuando los compañeros te miran con cara de incredulidad al escuchar tus batallitas de community manager: “Nosotros sí que éramos héroes cuando tuiteábamos copy+url+imagen en 140 caracteres”. Pero afortunadamente los tiempos cambian y los canales digitales siguen evolucionando, dando lugar a la nueva estrategia de contenidos en redes sociales para 2019 – 2020.

Tras consultar la bola mágica del social media hemos concluido que el próximo año vamos a seguir siendo una sociedad con mucha prisa: visitaremos cadenas de restaurante fast food (con un punto healthy) y en redes sociales queremos fast content (pero de calidad).

Los usuarios somos cada vez más impacientes con el contenido que consumimos en redes. Queremos informarnos y entretenernos de forma rápida y amena. Pero también somos mucho más exigentes y ya no premiamos con nuestro engagement cualquier cosa. Queremos estrategias de contenidos en redes sociales trabajadas y de calidad que destaquen entre todos los estímulos visuales a los que estamos expuestos. Para ello, es necesario adaptar el mensaje a la comunidad y elegir el formato que mejor se amolde al contenido.

El mensaje: cada red tiene su propio idioma

Algunos perfiles replican el mismo copy en todos sus canales sociales y es un gran error. Hace años que cada plataforma comenzó a destacar por el perfil de usuario y el contenido que se comparte. Aunque alguno se despiste, en LinkedIn no se comparten fotos de las vacaciones, en Instagram no se busca trabajo, en Twitter no gestionas un evento y en Facebook no comentas el minuto a minuto de un reality.

También es importante definir cuál es tu identidad digital y qué puede esperar el usuario de ti. Esta personalidad la definirá el tono, el objetivo de tu usuario y el carácter emocional. Ser correcto no está reñido con ser simpático, pero si con ser gamberro.

El formato: una sidra no se bebe en copa de balón

El 70% de los receptores sensoriales se encuentran en los ojos, por lo que solo necesitamos una décima de segundo para entender visualmente una escena o situación. Dicho esto, ¿cobra importancia o no el uso de la imagen en redes? Si, pero teniendo claro que los formatos refuerzan el mensaje, no al revés.

Realidad virtual y aumentada

En el próximo año se espera que la realidad virtual y aumentada se asiente. No tardaremos en visitar pisos de alquiler sin movernos del sofá y probarnos ropa sin desvestirnos. La Generación Z lo verá tan normal como nosotros vemos enviar emails o nuestros abuelos recibir cartas. Las estrategias de contenidos en redes sociales para 2019 – 2020 serán grandes impulsoras de estas tecnologías y los dispositivos móviles la herramienta perfecta para hacerlo. Quien golpee primero golpeará dos veces (y se llevará el trozo más grande de la tarta de ingresos publicitarios).

La evolución del 3D

La apuesta por las tres dimensiones de Facebook es cada vez mayor y recientemente ha anunciado el crecimiento de su plataforma. Lo que comenzó con pequeños vídeos 3D ha dado paso a publicaciones y stories muy trabajadas. Con el descenso de popularidad de Facebook en el último año quizá quiera convertirse en una app de contenido tridimensional. Alguna pista nos da el formato que utiliza en las reacciones para las publicaciones.

Seguiremos adorando los GIFs

Son capaces de transmitir en pocos segundos una acción, información o emoción con mucho más detalle que una simple imagen, y lo hace de una forma más rápida y fácil que un texto. A veces buscamos comunicar mensajes que de por sí no resultan nada atractivos, o no son capaces de trasladar la idea que buscamos. Con GIFs y emojis, además de atraer al usuario, podemos complementar cualquier información.

Vídeos y animaciones

Es posiblemente el formato más caro de producir pero el que consigue aglutinar mayor información de la forma más amena. Y aquí reside parte de la saturación creciente que hay hacia los vídeos sociales; que se han utilizado principalmente para informar o entretener de manera tradicional, como lo hace la televisión.

Pero en 2020 más nos vale cambiar el chip y dar a este formato nuevos usos. La competencia es cada vez mayor, y los usuarios no se limitan a ver y escuchar lo que las marcas quieren contarles. Las redes son bidireccionales, y para construir una comunidad de usuarios debes escucharles y responderles.

Infografías

El 45% de los usuarios hacen clic sobre un enlace si lleva a una infografía y las imágenes con color aumentan un 80% nuestra voluntad de leer. Es uno de los formatos más atractivos y un gran apoyo visual para contenidos informativos y didácticos. Además, lo de “no leer” no es por pereza, es pura ciencia ya que el cerebro es responsable de cerca del 50% del procesamiento visual que hacemos.

infografia-tendencias-redes-sociales

Creatividades

También conocidas como píldoras visuales, son el formato clásico por excelencia. Contenido nativo que busca la empatía de los seguidores. Los mensajes didácticos, informativos e inspiracionales son los más compartidos por los usuarios en sus propias redes, ya que contribuyen positivamente a construir la imagen que quieren proyectar desde sus perfiles. Su objetivo principalmente es obtener engagement e impresiones.

Un consejo para la próxima década

No hay mejor estrategia que aquella que tiene definida el tono y objetivo de los mensajes, teniendo en cuenta los nuevos formatos multimedia creativos y la naturaleza de la red social donde se van a compartir. Eso, combinado con sentido común, empatía y originalidad, hará que cualquier contenido en redes coseche grandes cifras de engagement.