|Fake news y feminismo: de la mercantilización al negocio de un movimiento

Fake news y feminismo: de la mercantilización al negocio de un movimiento5 min read

By |2018-11-22T09:15:18+00:00miércoles, 21 noviembre, 2018|
  • La relación entre las fake news y el feminismo son la nueva tendencia de marketing

En nuestro ebook de Tendencias en Comunicación y Marketing Digital para 2019 hablamos, entre otras 17 cosas, sobre fake news y sobre feminismo. Aunque en el ebook las tratamos como tendencias diferenciadas e independientes, durante este último año han tenido un punto en común. Y parece que van a seguir teniéndolo aunque con un enfoque distinto.

Por una parte, lo que hemos visto hasta ahora es cómo uno de los mayores movimientos sociales de los últimos años que se ha apoderado de la conversación social y política. Se ha convertido en carne de cañón de las fake news y la sátira propia de medios que sólo buscan el clic fácil.

Islandia pagará 1.800€ a los hombres que se casen con una islandesa. La Junta de Andalucía regalará la matrícula universitaria a las mujeres que denuncien a un hombre por “violencia de género”. El 80% de las denuncias por violencia de género son falsas . Oxford dará 15 minutos más de examen a las alumnas. Son solo 4 de los muchos titulares que seguro que te suenan de haber leído en tus redes sociales o que incluso han protagonizado alguna discusión entre tu grupo de amigXs. Son titulares que no se corresponden con el cuerpo de la noticia y que sacan de contexto cierta información. Ponen el foco en una pequeña parcela y no están sustentados bajo ningún informe o estudio (pese a que digan lo contrario).  Pretenden ridiculizar o desacreditar un movimiento social o directamente son falsas. Invenciones de plataformas digitales que viven del clic, que generan negocio del tráfico y que están dispuestas a viralizar noticias falsas.

En marzo de este año (2018), el CAC (Consejo Audiovisual de Cataluña) publicaba un informe en el que analizaba la construcción de las fake news y ponía en el escenario cómo las noticias de género refuerzan la discriminación hacia las mujeres y promueven la creación de “guetos” en torno a un pensamiento.

Las fake news no solo tienen un papel político que interfiere en el ascenso de Trump a la presidencia, en la salida de Reino Unido de la Unión Europea o en la inestabilidad política de Cataluña. También contribuyen a generar contenido sesgado que alimenta a los trolls de las redes sociales. Porque, al fin y al cabo, todo éxito conlleva haters.

Pero esto ha sido el uso del “feminismo” de las fake news hasta ahora. Algo está cambiando. Este tipo de información que busca manipular y alimentar “opiniones” (por llamarlo de alguna manera) convive con otro uso del feminismo por parte de las noticias falsas. Y es que este tipo de fake news no solo sirve para generar crispación y malestar, también sirve para vender, como toda estandarización de un movimiento.

La marcha feminista histórica de 2018 ha hecho que el negocio de la desinformación ponga el foco en esta causa: promoción del evento de la marcha de 2019 y camisetas con las consignas y reivindicaciones del movimiento. Se detectaron en EE.UU. más de 1.700 páginas de Facebook que promovían una fecha y una información errónea sobre la marcha feminista programada para enero de 2019. Páginas y eventos sin apenas seguidores o asistentes, pero que generaron una tasa muy elevada de engagement. Ni activistas ni asociaciones feministas eran las propietarias de estos perfiles, sino que los propietarios estaban ubicados en Bangladesh. Vemos las mismas pautas de los trolls rusos de las elecciones de EE.UU. de 2016, pero con otro objetivo: vender camisetas.

Ya no vemos cómo se utiliza esta causa social para generar crispación, controversia o promover (o evitar) la proliferación de determinadas políticas. Ni siquiera van al clic fácil que traiga de forma secundaria más tráfico y más publicidad. Se suman a un movimiento, en positivo, para generar ventas directas.

Y aquí es donde confluyen ambas tendencias que anticipábamos en el ebook sobre nuestros vaticinios en comunicación y marketing digital: el buenismo contra las fake news y el feminismo.

Por una parte, hablábamos de una corriente “buenista” donde el contenido en positivo adquiere mayor importancia, tanto como táctica de combate contra las fake news de las plataformas como por parte del reclamo de los usuarios saturados de noticias en negativo. Esta tendencia la terminábamos con una advertencia, en la que habría que considerar si no es esta corriente una nueva fuente de desinformación, aunque sea en positivo o con contenido amable. ¿Están virando ya hacia ese sentido las fake news y los trolls que las promueven?

Y por otra parte, la “mercantilización del feminismo”, tendencia de la que habla Blanca en el ebook, no es solo cosa de las marcas. El sector de las fake news se ha sabido aprovechar de este movimiento social que cada vez está penetrando más tanto en los debates sociales como políticos de todo el mundo para seguir generando contenido viral y seguir atrayendo el clic. El clic de unos usuarios cada vez más saturados y que ya no saben distinguir entre una noticia verídica y una falsa, según el informe Approaching the Future 2018 de Corporate Excelence.

¿A qué esperas para leer nuestro ebook de Tendencias en Comunicación y Marketing Digital para 2019?

About the Author:

Alicia Cordero
Hater profesional de las comas mal puestas y los dobles espacios en blanco. De ahí que estudiara periodismo y me pasara al lado oscuro para hacer como que sé de marketing, contenidos, SEO y lo que surja. Mi mayor reto: que mi madre entienda a qué me dedico.

One Comment

  1. […] Las fake news no solo tienen un papel político que interfiere en el ascenso de Trump a la presidencia, en la salida de Reino Unido de la Unión Europea o en la inestabilidad política de Cataluña. También contribuyen a generar contenido sesgado que alimenta a los trolls de las redes sociales. Porque, al fin y al cabo, todo éxito conlleva haters. […] Lee el artículo completo https://agencia.best/blog/fake-news-feminismo […]

Leave A Comment