¿Cómo destacar en un ecosistema saturado de información, competencia y usuarios? El fast content surge de la necesidad de las marcas por superar las barreras de visibilidad con las que se han encontrado durante los últimos años, y conseguir así atraer la atención y conectar con su audiencia.

Fast Content, ¿qué es?

El fast content consiste en la generación de contenidos breves para su consumo instantáneo en redes sociales. Su éxito radica en la espontaneidad y la agilidad en identificar las tendencias de lo que sucede en tiempo real.

No obstante, más que una tendencia liderada por las marcas, es la consecuencia de cómo estas han tenido que adaptarse una vez más a los hábitos del usuario, sobre todo de aquellos que pertenecen a la Generación Z, y cuya base radica en dos conclusiones clave:

Nos pasamos el día con la mirada pegada al móvil, siendo en un 92,1% el principal dispositivo con el que nos conectamos (Navegantes en la Red, AIMC)
La rapidez con la que devoramos y generamos información.

¡Pero ojo! Que el contenido sea de corta duración no quiere decir que sea de mala calidad. Todo lo contrario. Existe mucha creatividad detrás de los escasos 15 segundos de duración y 24 horas de vida.

Instagram Stories, la reina del baile

Aunque el nacimiento del fast content tenga su origen en el lanzamiento de Snaptchat, es Instagram Stories quién ha ganado la batalla en el mercado español:

Es la red social que más ha crecido en usuarios y frecuencia de visita en España en los últimos años (Estudio Anual de Redes Sociales 2019, IAB).
El consumo de Instagram Stories en España es un 150% superior que el de la media global.
Un 62% de los usuarios de Instagram reconocen haberse interesado más por una marca o un producto tras verlos en un storie, según un informe de la compañía de análisis de mercados Ipsos.

¿Debemos invertir todos los esfuerzos en Instagram? Nos hemos convertido en una sociedad de consumo eminentemente audiovisual, siendo el vídeo el contenido que mejores datos de interacción y tráfico registra. Es por ello que para abordar este tipo de contenidos encontraremos a nuestros mejores aliados en el micro-vídeo y en las redes sociales que mejor han sabido integrarlo en sus formatos publicitarios, como es el caso de Youtube con los Bumper Ads.

Si tu público objetivo es la Generación Z, anímate a explorar también la cultura de los tiktokers. Tras su lanzamiento en España, TikTok ha conseguido ser la red social de micro-vídeos preferida por los más jóvenes y la tercera con más frecuencia de visita por delante de Youtube.

Cinco consejos para diseñar integrar el fast content

El gran reto al que nos enfrentamos es captar la atención de un usuario que cada vez es más selectivo frente al excesivo volumen de publicidad al que está expuesto. La audiencia sabe lo que le gusta, cómo le gusta y cuando le gusta, y no interactuará si no cumple sus expectativas.

Afrontar este tipo de micro campañas requiere de mucha creatividad, capacidad de síntesis y horas de brainstorming, producción y planificación previas. Estos son mis cinco consejos para llevarlas a cabo:

Menos es más: el fast content no es ponerse a publicar stories como si no hubiese un mañana. Pocos contenidos con un alto componente creativo, en el formato adecuado, segmentado al público correcto y difundido de forma inteligente genera más vinculación, tráfico y ventas que cientos de ellos producidos deprisa y corriendo.
Adapta el mensaje a cada canal, público y objetivo: el verdadero arte de contar historias reside en ser un experto de la forma, y más cuando los modelos narrativos están cambiando constantemente. Un buen ejemplo es la campaña de “Onion Blackout” de Burguer King en la que se optó por adaptar para Instagram Stories el anuncio de vídeo estándar por el formato en secuencia, llegando a conseguir un 60% más de interacciones de los usuarios.

Busca impactar desde el primer momento: el 89% de la audiencia de un vídeo mantiene toda su atención durante los primeros 10 segundos, y al llegar al minuto baja hasta 46%. Poner desde el segundo uno la carne en el asador y que aparezca el logo o cualquier otra referencia de la marca facilitará el recuerdo en el usuario. La marca Chipsmore es un ejemplo de cómo aplicarlo en un Bumper Ad de Youtube de tan solo 6 segundos.

Utiliza otras apps complementarias: actualmente podemos encontrar muchas otras aplicaciones de generación de contenido que nos ayudarán a que nuestros stories sean más originales y creativos. Aquí tienes siete herramientas para Instagram Stories que te pueden ser muy útiles.
Integra contenido de terceros: el 92% de los consumidores confía más en los contenidos de otros usuarios antes que en la publicidad de las marcas, y obtiene un alcance 10 veces superior en redes. En la definición de la estrategia, intenta incorporar también las estrategias de UGC y marketing de influencers. La marca Tous lo llevó a la práctica en Instagram contándonos cómo se enamoraban en tiempo real @anne.spike y @david.tikle a través de sus stories.

Integrar el fast content en tu estrategia de contenidos no será una opción por la que te puedas o no decantar, es más bien una must have. Además, es una gran ventaja para captar nuevos clientes sin necesidad de invertir grandes recursos y dinero.