¿Es la comunicación un mundo feminista o de mujeres? Pues las dos cosas a la vez y ninguna al mismo tiempo. Que la comunicación de las empresas y el mundo de las agencias es mayoritariamente femenino no significa que sea claramente feminista.

Tanto es así que, sin ir más lejos, en España más del 60% de la masa trabajadora en agencias de comunicación son mujeres y, sin embargo, poco más del 40% de todas ellas están lideradas por mujeres, según el estudio PrPEOPLE, elaborado por la consultora de comunicación Burson-Marsteller junto a prnoticias. Y, según ADECEC, en el sector en general, el 72% de la plantilla son mujeres y estas consiguen alcanzar el 50% de los puestos directivos. ¿Significa esto que no es feminista? No pero, ¡estamos en el camino!

Con las medidas de conciliación, el crecimiento de la mujer en el mercado laboral y la clara tendencia feminista que se instaura en el mercado, los resultados en cuanto a mujeres liderando departamentos y empresas ha ido en aumento en los últimos años. De hecho, según el informe » Las mujeres en la gestión empresarial: ‘Argumentos para un cambio’ de la Organización Mundial del Trabajo, más del 57% de las empresas apuntaron que sus iniciativas a favor de la diversidad de género contribuyen a mejorar su rendimiento empresarial.

Además, en casi tres cuartas partes de las empresas que promovieron esas iniciativas en torno a la diversidad de género en altos cargos registraron un aumento de su beneficio de entre el 5% y 20%, situándose la mayoría en más del 10%.

En España vamos a la cabeza

En nuestro país, el pasado año la cifra de mujeres directivas aumentaba hasta alcanzar el 30%, lo que sitúa la tasa dos puntos porcentuales por encima de la media europea y un punto por encima de la media mundial, según ‘Women In Business 2019: hacia un avance real’ de la consultora Grant Thornton.

Además, como señalábamos, las mujeres en puestos directivos dentro de nuestro sector ha logrado alcanzar el 50% y contamos con cabezas visibles dentro de departamentos de grandes empresas como Telefónica, Ikea o Google. No solo somos más, también somos más en empresas de peso.

Si antes la comunicación era un sector con una importancia relativa dentro de las empresas, ahora mismo es un departamento clave para cualquier otra área. Los departamentos de comunicación son decisivos (o deberían serlo) para las divisiones de marketing, publicidad, ventas e incluso de desarrollo de negocio.

El impacto de las decisiones que se toman desde los departamentos de comunicación es exponencial y la capacidad de tomar esas decisiones está cada vez más en manos de mujeres. Además, como señalaba la periodista Gloria Lomana en el la Woman’s Week de Madrid “cuando el impulso viene de las empresas se consiguen más cosas”. El futuro está por construir y será feminista, o no será.