Los primeros meses de 2019 pasaron como un vendaval por las oficinas de los medios de comunicación. Tras una temporada luchando por su supervivencia, numerosas cabeceras de la llamada “medios millennial” han sufrido diversas reestructuraciones que las abocan a cambios forzados dentro de su modelo de negocio o a la desaparición.

Los medios que basan su éxito en un modelo de audiencias centrado en la distribución de contenido en redes sociales y los fenómenos virales sufrieron un durísimo golpe hace cosa de un año, con cambios en el algoritmo de Facebook en febrero de 2018 no previstos en ninguna estrategia de social media que menguaron enormemente su alcance orgánico.

Cabeceras con solera y numerosos años de trayectoria a sus espaldas han visto como las modificaciones de Facebook dejaban maltrechas sus finanzas hasta el punto de abocar a un terremoto en el panorama de la prensa millennial. ¿Buzzfeed España? Cerrada. ¿Eslang? Otro tanto. ¿Playgroyund? Con un ERE con el 60 de sus empleados acaban en la calle.

No debemos pensar que esta problemática es un problema endémico de la prensa millennial española: por las mismas fechas la todopoderosa Vice decidió prescindir del 10% de su plantilla a nivel mundial, mientras reorganiza su estructura para enfocarse más en su lucrativa línea de negocio de contenidos para TV y branded content. Y la caída de Buzzfeed España (y su popular sección Lola) se enmarca en un nuevo recorte de plantilla de su matriz estadounidense, que anunció a finales de enero su intención de desprenderse del 15% de sus trabajadores distribuidos por todo el planeta.

Caída de los medios millennial y redes sociales

El enésimo algoritmazo de Facebook  y la curación de contenidos no es la única razón para la situación que atraviesan estos medios millennial. También están detrás decisiones empresariales como la apresurada expansión internacional de la marca PlayGround al otro lado del océano o declaraciones como las del Director General de Buzzfeed que asegura que, pese a crecer a ritmos de “doble dígito” durante el último año, eso no es suficiente como para garantizar la viabilidad de la empresa sin tener que pasar por una nueva ronda de financiación.

Para ir cerrando, dejo otra cita de Jonah Peretti (el Director General de Buzzfeed) sacada del mail que envió a todos sus empleados para comunicar la reestructuración: “desafortunadamente, el crecimiento de ingresos por sí mismo no es suficiente para ser exitoso en el largo plazo”. Si eso no es así, los nuevos medios de comunicación necesitan darle una nueva vuelta de tuerca a su modelo de negocio para sobrevivir… y los directivos que los gestionan deben cuidar su gestión estratégica para no vislumbrar estos problemas únicamente a toro pasado.