|Cómo elegir el mejor momento para enviar una newsletter puede salvar tu campaña

Cómo elegir el mejor momento para enviar una newsletter puede salvar tu campaña5 min read

Por |2018-11-08T11:27:48+00:00martes, 6 noviembre, 2018|
  • Ordenador que muestra el momento para enviar una newsletter

Podríamos decir que el mejor momento para enviar una newsletter no existe, que son los padres. Pero nada más lejos de la realidad. Hacer un envío de e-mail marketing y no morir en el intento está en tus manos si le dedicas el tiempo suficiente como para poder obtener buenos resultados. Es cuestión de saber cuándo es el mejor momento para enviar una newsletter.

Hace ya más de 6 meses desde que entrara en vigor el Reglamento General de Protección de Datos que ha supuesto un punto de inflexión en el envío de información a terceros. Las campañas y estrategias de marketing han cambiado a su compás para amoldarse a las nuevas necesidades jurídicas. Y aunque nos llevamos las manos a la cabeza ese 25 de mayo de 2018, lo cierto es que existen varias formas de sacar partido al Reglamento.

Una vez que tengas en orden tu base de datos, ¡empieza la fiesta! Lo más importante es que conozcas el perfil de tu público objetivo. Es cuestión de sentido común, así que párate 5 minutos a pensar en qué momento podrán dedicar más tiempo a tu e-mail y a reflexionar cómo mejorar tu newsletter para que triunfe tu estrategia de e-mail marketing. Dar con el momento ideal repercutirá en el aumento de la tasa de apertura. Y a fin de cuentas, lo que quieres es que te lean.

Tan sencillas como básicas, las reglas que no debes olvidar

1. Buenos resultados de martes a jueves. Olvídate de que alguien vaya a priorizar tu newsletter sobre todas las cosas un lunes. La bandeja de correo está que echa humo y hay que levantar el país. Lo más probable es que tu e-mail vaya directamente a la papelera. Para eso, mejor enviarlo un martes, miércoles o jueves. Esos días el trabajo ya fluye con normalidad y tu destinatario podrá prestar la atención suficiente para, al menos, marcarlo como favorito.

2. Tiempo libre a la vista. Pocas newsletters se leen en profundidad en horario de trabajo. Las echamos un vistazo en diagonal para detectar si nos interesa el contenido y las dejamos “para cuando tengamos un rato”. Lo mejor es hacer el envío a última hora de la tarde. El receptor todavía no habrá llenado su cabeza con otros asuntos y cuando esté de vuelta a casa tendrá presente esa newsletter que había dejado en “pendientes”. Ahora utilizamos más el teléfono móvil que el ordenador, por lo que la lectura no se limita al momento en el que estamos frente al ordenador.

3. ¿Fin de semana? Prohibido. Los sábados y los domingos tenemos todo el tiempo del mundo para leer aquello que nos interesa, pero es importante que haya llegado a nuestra bandeja de entrada con la antelación suficiente. Si ya ha captado nuestra atención, lo vamos a recordar y encontraremos un rato para leer lo que nos interesa. Sin embargo, si lo recibimos durante el fin de semana es probable que lo abramos el lunes. Se juntará con una maraña de correos urgentes y terminará pasando desapercibido.

4. El poder del ensayo y error. Cada maestrillo tiene su librillo y lo mejor es que pruebes y saques tus propias conclusiones. Los test A/B son la mejor opción para saber qué funciona en cuanto a contenido, diseño y momento de lanzamiento. Acertar a la hora de enviar newsletters no se basa en una fórmula matemática. Juega hasta que des con la clave.

5. Cuando elijas, quédate. Es recomendable habituar a tu público a recibir tu newsletter un día y en una franja horaria. Si consigues que te echen de menos el día que por algún motivo no la envíes, estás haciéndolo bien. Establece una rutina entre tus suscriptores, pero tampoco te cortes a la hora de sorprenderlos con una newsletter especial. Y si la lectura ha disminuido y sospechas que tiene que ver con el momento de envío, quizás sea momento de cambiarlo.

Para saber mucho más sobre newsletters en particular y actualidad del marketing y el social media en general, ¿qué mejor que suscribirte a la nuestra?

Sobre el autor:

Paula Nicolás
Estudié Periodismo sin saber que el mundo de las agencias de comunicación tenía reservado un sitio para mi. Si soy la organizadora oficial de los cumpleaños de mis amigos, ¿por qué no dedicarme a los eventos de forma profesional?

Deje su comentario