|¿Cuál es el papel de las mujeres en comunicación?

¿Cuál es el papel de las mujeres en comunicación?

Por | 2017-10-17T12:08:45+00:00 martes, 17 octubre, 2017|
  • En el sector del periodismo existen muchas diferencias entre los hombres y las mujeres

Cuando llegué a la Facultad de Periodismo, allá por el año 1996, lo hice llena de sueños y ganas. Quería cambiar el mundo. Descubrir un nuevo Watergate. Hacer algo importante. Supongo que es lo mismo que lleva al 60% de mujeres a las aulas para realizar estudios de comunicación. Pero ¿qué ocurre después? ¿Cuándo, tras terminar la carrera, sales a los medios o agencias? ¿Cómo es la posición de las mujeres en comunicación?

Mujeres y comunicación

Mucho se habla del desarrollo profesional de las mujeres en todos los ámbitos y es necesario hacerlo. Porque si bien somos mayoría en las aulas, las diferencias siguen presentes. Muy presentes, si se me permite decirlo. Los medios siguen estando en manos de los hombres. Son ellos quienes elaboran las noticias y también quienes los dirigen.

En momentos de crisis, la tendencia ha sido la misma que en el resto de las profesiones: las mujeres sufren más el paro. Según recoge el Informe Anual de la Profesión Periodística del año 2016, de los periodistas que perdieron su trabajo el 64% eran mujeres. El mismo informe revela que las mujeres en el mundo de la comunicación en general percibimos retribuciones inferiores. Queda mucho por hacer todavía.

“Un tremendo perfeccionismo y nivel de autoexigencia o las responsabilidades familiares nos acaban abocando a la reinvención o al freelancismo”

Mujeres y puestos de responsabilidad

Pero no nos quedemos ahí. Como comentaba, las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad tanto en agencias de comunicación como en medios siguen siendo una enorme minoría. Pese a ser, en muchos casos, mayoría en plantilla. ¿Cómo es posible? La antigua, y manida, expresión “techo de cristal” se pone sobre la mesa una vez más. Aunque, más que un techo de cristal, se trate de un techo de acero u hormigón porque resulta imposible levantarlo. Y es que, por más que hayamos conseguido la igualdad “legal”, la realidad es bien distinta.

¿Cuál es la clave para que las mujeres no lleguemos a los puestos de responsabilidad? No hay un único motivo. Un tremendo perfeccionismo y nivel de autoexigencia, que nos llevan a creer necesaria una formación que no siempre lo es antes de seguir avanzando, o las responsabilidades familiares, que ante la falta de políticas de conciliación claras siguen recayendo mayoritariamente en nosotras, son algunas de las razones. Razones que, en muchos casos, nos acaban abocando a la reinvención o al freelancismo.

Y el futuro, ¿qué?

No tengo aún la bola de cristal muy afinada, pero diría que el cambio iniciado es imparable. Vistas las cosas irá lento pero continuará. Si hasta la ONU se lo ha puesto como objetivo muy mal se tendría que dar. Sigamos trabajando para ello. Todos y todas en la misma dirección.

Sobre el autor:

Leticia B. Díaz
Periodista, ávida lectora y futura novelista. Colecciono cuadernos con historias inconclusas. Como buena alumna de EGB adoro escribir a mano, pero, ahora, la mayor parte del tiempo lo hago en digital.

Deje su comentario