Qué hacer con las redes sociales de tu marca en vacaciones

Qué hacer cuando las redes sociales se van de vacaciones4 minutos de lectura

Así es: los community managers, esos seres aparentemente ermitaños cuya imagen se esconde tras los mandos de la imagen digital de las marcas, también tienen vacaciones. O al menos deberían. Supongamos que fuera así. Entonces, en ésta época del año en la que hay menos recursos humanos en las empresas, ¿qué hacemos con nuestras redes sociales? ¿Las dejamos en modo de hibernación hasta que septiembre nos traiga a toda la plantilla de vuelta?

Si tu respuesta ha sido sí… ¡error! Aunque el equipo de comunicación y marketing digital esté bajo mínimos y los usuarios se encuentren de vacaciones, hay dos aspectos que tendrás que seguir teniendo en cuenta, sea el mes que sea: 

  • Tus clientes van a seguir teniendo dudas o sufriendo incidentes que necesitan una respuesta de la marca lo antes posible. ¿O es que en verano no hay pedidos online o compras?
  • ¿No deberías seguir cuidando tu imagen de marca? Llevas todo el año midiendo, creando, compartiendo y volviendo a medir (sea en el orden que sea), ¿y vas a dejar ahora que se pierda todo en las profundidades de Google y de los timelines?

Hace años, el uso de redes sociales e internet descendía estrepitosamente en los meses de julio y agosto. Pero desde que nos hemos fusionado a nuestros smartphones, esto no es así. De hecho, en verano llega a incrementarse el uso de internet móvil con respecto al resto del año.

En verano nuestros seguidores se comportan de manera distinta en las redes sociales

Estamos de acuerdo en que es una época con menos carga laboral a nivel de clientes, pero no por ello podemos justificar aparcar los social media. Esta época del año es diferente, nuestros seguidores se comportan de manera distinta en las redes sociales, así que es el momento idóneo para adaptarse e innovar:

1. Adaptarse. Cada estación del año es distinta, y nuestros clientes usan de forma diferente las redes sociales. Tenemos que adaptar nuestro discurso a cada momento para poder aprovechar las nuevas oportunidades que surgen con cada cambio de armario. Primero tendrás que saber cómo se comportan tus usuarios, para lo que tendrás que analizar tus resultados de años anteriores y cómo se van comportando durante estos dos meses. Aunque cada público es diferente, sí hay unos patrones comunes:

  • Las redes sociales laborales y profesionales se usan menos: como es lógico, las vacaciones están para desconectar. No es el momento de grandes acciones en LinkedIn, por ejemplo. En estos perfiles puedes permitirte disminuir el número de publicaciones semanales.
  • Las fotos y vídeos de vacaciones, playa, salidas, bares, cervezas y comidas inundan las redes sociales. Tenemos más tiempo libre, y lo plasmamos en nuestros perfiles, sobre todo, de Instagram, YouTube, Pinterest y Facebook.
  • El contenido es más fresco, ligero, ameno y cercano. No es el momento de ponernos serios y rigurosos. Manteniendo siempre la identidad de tu marca, adapta tu contenido: más imágenes, fotos y vídeos, y menos estudios e informes que tus usuarios no van a leer debajo de la sombrilla.
  • El horario de conexión de tu público varía: compruébalo en tus estadísticas, pero lo más seguro es que los usuarios se conecten más tarde y hasta más tarde.

Las fotos y vídeos de vacaciones, playa, salidas, bares, cervezas y comidas inundan las redes sociales

2. Innovar. Es un buen momento para experimentar, relajar el lenguaje y los contenidos estrictos de las redes sociales corporativas y, por qué no, probar nuevas estrategias y herramientas. En época de vacaciones es habitual encontrarnos con acciones más atrevidas por parte de las marcas, como la del community manager de Pans&Company que decidió que se iba de vacaciones y mandó a “tu madre” a llevar las redes sociales. Una táctica muy parecida a lo que hizo hace un par de años Just Eat, aunque más prudentes: en lugar de mandar a madres ajenas, pusieron a la suya a los mandos del social media.

  • La carga de trabajo es menor y los clientes (dependiendo del sector) estarán menos activos. Aprovecha para llevar a cabo o planear esa acción que tienes en mente desde hace tiempo, o testa tus nuevos contenidos. Quizá sea el momento para probar alguna pequeña acción de escucha activa que puedas poner en práctica a mayor nivel en otro momento del año.
  • Ten en cuenta que tu público lo más probable es que cambie de lugar en el que se conecta: va a romper su rutina, salir más y conocer nuevos lugares. Quizá sería el momento idóneo para acciones de geolocalización.
  • En ese ambiente de vacaciones, el público va a estar más receptivo y participativo, siempre que te ajustes a su comportamiento. Atrévete con nuevos concursos adaptados a su discurso.

Y tú, ¿dónde te vas de vacaciones?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X