Sábado tarde. iPad en mano. El televisor encendido. La conversación de un anuncio de Toyota llama mi atención:

– Anda mira, como el que te acabas de comprar.
– De hecho es el mío, es que lo he puesto en una app para compartir coche, si total al curro voy andando.
– Oye, y no hace nada de ruido.
– Porque estará en modo eléctrico.

A veces la publicidad es como un presentimiento, una representación edulcorada de lo que está por llegar. Veinticinco segundos son suficientes para poner de manifiesto que algo ha cambiado y -aunque los estereotipos se han vuelto impredecibles- mostrarnos ese estilo de vida responsable y colaborativo cada vez más global. Mientras la sociedad se debate sobre cuál es el papel del coche en la ciudad, la publicidad ya tiene una respuesta: sharing culture con los coches.

¡Tengo tantas preguntas! ¿Cuántos vehículos híbridos y eléctricos hay en España? ¿Existe el Airbnb de los automóviles? ¿Estaría dispuesto a formar parte de esta sharing culture con otros particulares? ¿Y si en lugar de dejar el coche en manos de un desconocido, lo compartiera sólo con amigos? Hace tan sólo tres días MINI anunció el lanzamiento de MINI Sharing, un pionero servicio, que estará a prueba en Madrid, mediante el cual el propietario de un MINI podrá compartirlo con 10 amigos a través de una aplicación. Alucinante.

Si estás pensando “hacer un Toyota” y pasarte a la sharing culture de los coches -como en el anuncio-, igual te sorprenda saber que ya existen sites como SocialCar, plataforma de alquiler de coches entre particulares con una comunidad de 150.000 usuarios en España, Drivy o Driveshare, este último solo operativo en Estados Unidos. ¿Y pensar que SocialCar se fundó en 2011 y no me había preguntado por la existencia de estos servicios hasta ayer?

Cambios y cifras que traerán más cambios: En España hay cerca de 2 millones de vehículos con motores no convencionales (híbridos, gas, eléctrico), de los cuales 35.000 son vehículos eléctricos. Según el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, la cifra de estos últimos podría triplicarse en 2020, año en el que se alcanzarían las 110.000 unidades. Y un último dato, el más curioso, el 7% de los conductores de coches eléctricos en España son trabajadores de Endesa, compañía pionera en la creación de un Plan de Movilidad Eléctrica.

Quizá el futuro que vemos en la publicidad no esté tan lejos, no porque lo digan los anuncios sino porque las personas están cambiando.