Muchos son los llamados pero pocos los elegidos en el mundo de las apps en general y de las redes sociales en particular. Para que los usuarios decidan llevar a lo más alto una plataforma, ésta ha de tener un “no sé qué” que no es tan fácil de detectar. No existe una fórmula secreta para conseguir el éxito y mucho menos para mantenerlo, y eso es precisamente lo que debe de andar buscando Twitter.

Tiempo de vacas flacas para Twitter

Ya hemos analizado alguna vez los puntos débiles de Twitter frente a otras plataformas, como Instagram que no para de crecer. Mientras, a Larry no le ha ido tan bien, o al menos eso dicen los medios, que ha estado cayendo en usuarios, en anunciantes y en Bolsa desde hace ya unos meses-años. Pese a esas noticias que en algún momento nos han llegado a todos, según el último informe, Twitter ha ganado un 6% de usuarios, llegando a los 328 millones. A estas alturas del partido, no vamos a ser nosotros quienes le neguemos su puesto en el pódium de las redes sociales más populares, liderado por Facebook. Parece que la tendencia ha cambiado y que Twitter vuelve a dar motivos para confiar. Si es que alguna vez se perdieron.

«A Twitter le toca ahora desplegar su cola de pavo real y empezar el cortejo a marcas, editores, medios y agencias»

No debemos olvidar que Twitter es una empresa y que, por definición, ha sido concebida para generar dinero. Paradójicamente, ese es su talón de Aquiles: desde que salió a Bolsa en 2013 sus ingresos han ido en degradé, pasando de un crecimiento del 74% a una caída del 8%. La ¿buena? noticia es que los analistas esperaban una caída mayor y esto repercutió en la subida de las acciones.

Quien está detrás de todo este embrollo es la publicidad, los anunciantes que se han ido a otras redes sociales, ya que la inversión ha descendido hasta un 11%. A Twitter le toca ahora desplegar su cola de pavo real y empezar el cortejo a marcas, editores, medios y agencias.

El futuro de Twitter

La red de microblogging sabe que no puede permitirse el lujo de quedarse con los brazos cruzados y ya ha empezado los cambios para atraer a anunciantes y marcas:

  • Permite añadir botones en los mensajes directos. Los usuarios prefieren comunicarse con una marca a través del entorno digital que vía telefónica, y Twitter está luchando por posicionarse como herramienta clave para ello. 
  • Ha desarrollado un calendario del marketing que ayuda a las marcas a planificar sus campañas. Sigue siendo una fuente de creación, difusión y recepción de contenido muy relevante y no quiere que los departamentos de comunicación digital se olviden de esa cualidad.

«Twitter está decidido a conquistar la retransmisión en directo»

Sabe cuáles son los puntos clave en los que puede triunfar: atención al cliente, retransmisiones en directo y portal informativo. Twitter, pese a sus caídas en Bolsa y a su aparente muerte lenta, nunca ha dejado de definir la agenda mediática, de ser origen, referente y fuente de noticias, y de funcionar como termómetro sociodigital que utilizamos para medir desde la efectividad de una campaña o evento, hasta la difusión de una noticia o la intención de voto en cualquiera de las elecciones que hemos visto este año.

Los datos de Twitter están cayendo en picado y es ahora el momento de desplegar sus alas para frenar el golpe antes de que sea demasiado tarde. ¿Será capaz la red social del pájaro azul de remontar el vuelo?