Por todos es sabido que el opio del pueblo millennial son las redes sociales. Pero los días aprietan y se dan de sí. Nos hemos quedado en casa y, como Karina, arrancamos con el baúl de los recuerdos por bandera. La Wii, propietaria del altillo durante una década preside la mesa durante la cena. La bicicleta estática que alimentaba la esquina de la despensa es la que empieza a proveer a la familia y los libros de Barco de Vapor son la nueva Biblia de lo casero. Porque si algo bonito tiene la clausura es el reencuentro oportunista con ‘lo viejuno’. Romanticismo deliberado en el epicentro de la imposición. Aquí lo analógico tiene las de ganar.

Vale, desde luego no es tarea fácil mantenerse entretenido en tiempos del Coronavirus. Para amenizaros la estancia no podemos ofreceros té, champús de viaje o una visita minibar por el módico precio de 10 euros la botellita. Pero sí lectura entretenida y 8 perfiles de Instagram que serán el complemento indispensable en esta, nuestra clausura del COVID-19.

Maldito Bulo

Maldito Bulo, el rey del fact-checking por antonomasia. Se trata de un medio de comunicación que se dedica a desmentir los bulos entretejidos en nuestros grupos de WhatsApp, redes sociales e incluso periódicos. Un camarada estupendo de los que te sujetarían el pelo en el preludio a la resaca. Si queremos información veraz sobre el Coronavirus, esta es nuestra página.

Animalitos para la depresión

Los memes. Animalitos para la depresión es el punto de encuentro en el que boomers, millennials y centennials se van de cañas dándose palmaditas en la espalda. Pero esto no acaba aquí. Esta cuenta combina dos elementos infalibles: animales y frases culmen del cuñadismo. Todo junto y revuelto. Maravilla.

Coco Constans

Parece que quedarnos en casa es sinónimo de que el mundo se para. Pero no, y tenemos malas noticias: el verano sigue estando a la vuelta de la esquina. Cocó Constans es una influencer y profesora de pilates que ha empezado a impartir clases en directo desde su perfil de Instagram. Si a esa hora justamente te va mal porque estás regando el cactus, no te preocupes, también sube las sesiones a IGTV para que en esta, nuestra cuarentena, no quede espacio para las excusas.

#YoMeQuedoEnCasaFestival

Sin tokens, con el dress-code justo tirando a flojillo y en primera fila. La iniciativa #YoMeQuedoEnCasaFestival le ha puesto Banda Sonora Original a la cuarentena del COVID-19, a través de conciertos en directo desde los perfiles de los propios artistas. Rozalen, Álvaro Soler o Mr. Kilombo ya han dejado sus letras esparcidas por Instagram, como un caminito de migas a seguir para recorrer el parón.

Pintadas bien de guapas

Que nos invada la nostalgia con el exterior y un do it yourself de El Conde de Montecristo Edition es posible con Pintadas bien de guapas. Pintadas bien de guapas recopila los grafitis más míticos que habitan la geografía española, pero también aquellos que han pasado desapercibidos y merecen un huequito en nuestro corazón.

Futurlife

No tenemos pruebas, pero tampoco dudas: estar recluido agudiza el hambre. Llegados a este punto existen dos posibles variables.

A) Invertimos el tiempo, que rebosa a borbotones, en aprender a cocinar.
B) Invertimos el tiempo en inflarnos a Pringles y crear stickers hasta la extenuación.

Ojo, ambas son igual de lícitas, pero si optas por la A) te recomendamos el perfil de Futurlife. Este equipo cocina recetas de toda la vida con alimentos saludables y además, durante estos días han llenado sus redes de consejos para sobrellevar la cuarentena desde el punto de vista de la alimentación, y ayudar a combatir el coronavirus.

Blackie Books

Leer es una buena forma de seguir viajando en el tiempo y el espacio. La editorial Blackie Books lo sabe y por ello, está llevando a cabo varias iniciativas mientras (nos) protegemos del COVID-19.’Casa Blackie’ es una de ellas y de momento solo nos ha traído alegrías, entre ellas Instrumental de James Rhodes, en PDF.

Por otro lado, está el ‘Club de lectura en pijama’, un coloquio en bata y con el pelo revuelto en el que participan distintos autores cuyos libros han publicado, en streaming. Pues eso, “Cada uno en su casa y Blackie en la de todos”.

Museo del Prado

Que el Coronavirus no te estropee un día en el museo. Bajo esa premisa, el Museo del Prado hace visitas guiadas de lunes a viernes desde su cuenta de Instagram. A través de ellas puedes ver las salas del museo, sus obras y aprender historia del arte con los vídeos de IGTV. Que, por cierto, explican- y pilotan- los distintos profesionales que trabajan en el museo.

¿Con qué perfiles estás pasando tú la cuarentena? Cuéntanoslo, te aseguro que nos interesa.