Muchas cosas han cambiado con la crisis del coronavirus, lo que no se ha alterado ha sido nuestra agenda de eventos, y tras el primer meetup virtual de Best sobre cómo comunicar sostenibilidad para contribuir a los ODS, le ha tocado el turno al podcast corporativo o branded podcast.

Seguro que este término os suena, de hecho nosotros ya apuntábamos a su crecimiento en en el e-book Tendencias de marketing y comunicación en 2020, y a los casos que se han dado en España como el de Fisher Price o BBVA.

Sin embargo, queríamos compartir con otros profesionales de la comunicación y del marketing más información sobre el podcasting y su capacidad para generar engagement. ¿Cuál es el secreto del éxito del podcast corporativo?

Fran Izuzquiza, locutor de radio y podcast, presentador de La Escóbula de la Brújula y socio fundador de la productora Yes We Cast ha sido el invitado y protagonista de este meetup en el que se ha arrojado más luz sobre las bondades del podcast como aliado en la comunicación de marca.

A nivel global, el uso generalizado del smartphone y la apuesta de Apple por este formato son dos de los elementos clave para la eclosión del podcasting; mientras que en España, Izuzquiza sitúa el lanzamiento de Podium Podcast del grupo Prisa (2016), como un punto de inflexión en términos de empuje comercial.

Aunque estos elementos nos sirven como punto de partida, la pregunta antes planteada sigue inconclusa: ¿qué tiene el podcast que echemos en falta en otros formatos? En pocas palabras, tiene lo mejor de cada casa, es decir, lo mejor que puede ofrecer la radio y lo mejor de internet.

La creación de contenidos en formato podcast permite contar los mensajes de marca dentro de una atmósfera de cercanía e intimidad que atrae a los oyentes y potenciales consumidores —herencia de la radio— y a su vez pueden elegir el contenido a la carta, en función del tema que más nos interese.

Pero el formato podcast por sí solo no es suficiente cuando hablamos de emplearlo como canal corporativo, el contenido, una vez más, es el rey. Los usuarios demandamos buenas historias, que sean entretenidas y estén bien contadas. Y en ese contexto de narrativa bien construida y solvente, los valores de la marca, sus novedades y atributos pueden presentarse sin que el pacto con el espectador se vea roto.

Otra elemento inherente al podcasting y que se eleva al cuadrado cuando se trata de crear contenido para marcas es la necesidad de trabajar a largo plazo, esto implica, no solo desarrollar contenidos de calidad, sino realizar una planificación de los mismos que va más allá de dos episodios aislados.

La generación de una recurrencia en el tiempo es básica para lograr el ansiado engagement. Las probabilidades de éxito aumentan si apostamos por producciones que incluyan varios capítulos y se desarrollen en un periodo de tiempo largo a generar pocos episodios y aislados.

Pese a que datos como el que España sea el quinto país consumidor de podcast, según aporta el último Digital News Report, hacen pensar que estamos en la cresta de la ola en cuanto a producción y consumo, Fran Izuzquiza es claro: «Todavía es un formato poco conocido. Si se empieza a hablar del formato podcast en esta situación, imaginaos cuando realmente sea conocido a nivel popular» .

Así que, con este potencial de crecimiento, seguiremos con atención los próximos pasos del branded podcast.